Fundación Agua GranadaFundacion Agua Granada

LA UNIVERSIDAD DE GRANADA Y LA FUNDACIÓN AGUA GRANADA FIRMAN UN CONVENIO PARA RECUPERAR UN TRAMO DE LA ACEQUIA AYNADAMAR

25.03.22

El acuerdo permitirá, además de poner en uso parte de la que fue principal abastecedora de agua de la ciudad durante siglos, realizar actividades culturales y educativas

La Universidad de Granada y la Fundación AguaGranada han firmado hoy un convenio de colaboración que permitirá recuperar uno de los tramos de la acequia Aynadamar, una conducción de origen medieval que durante siglos abasteció de agua a espacio emblemáticos de la Universidad de Granada y de la ciudad como el Campus de Cartuja, el Hospital Real o el Carmen de la Victoria. El tramo a recuperar tiene un recorrido de 2,8 kilómetros y transcurre desde la salida de El Fargue hasta el Campus Universitario de Cartuja. El objetivo de esta recuperación es hacer posible el aprovechamiento del agua en dicho campus así como generar una serie de actividades de carácter social, educativo y cultural alrededor de la acequia y el agua. El convenio ha sido firmado este jueves en el Hospital Real por parte de la rectora de la UGR, Pilar Aranda Ramírez, y el director gerente de la Fundación AguaGranada, Sebastián Pérez Ortiz. En la firma han estado presentes José María Civantos, responsable del proyecto MEMOLA y de los trabajos derivados de este convenio.

 

Pilar Aranda ha agradecido a Fundación AguaGranada su aportación permanente a diversas investigaciones de la UGR y en concreto a este proyecto. La rectora ha felicitado también al grupo de investigación por su aportación a la recuperación de acequias, “un proyecto social y de desarrollo de máxima actualidad además en tiempos como este de sequía”, ha dicho la rectora. Por su parte, Sebastián Pérez ha reconocido el gran interés de la fundación que dirige “en la recuperación del patrimonio granadino relacionado con el agua” y ha considerado esta actuación como “muy importante para Granada, y sería esplendido, además, que a partir de estos trabajos se pudiera conseguir un paseo hasta Fuente Grande en el futuro”.

 

José María Civantos, profesor e investigador de la UGR, ha explicado brevemente el proyecto y ha dicho que el proyecto está abierto a la comunidad de regantes de la acequia y a toda la comunidad universitaria y ciudadanía. “Se trata de poner en marcha un proceso que permita a todos aprender la importancia de las acequias en los sistemas de regadío a la vez que recuperamos un espacio muy degradado pero fundamental para la ciudad de Granada”. La determinación del tramo necesario ha sido posible gracias a una investigación realizada por los profesores e investigadores de la UGR José María Martín Civantos, José Tito Rojo, María Teresa Bonet García y Elena Correa Jiménez.

 

Los resultados y beneficios obtenidos a partir de este convenio y su resultado van más allá de los puramente económicos y de ahorro de agua derivados de no tener que regar con agua potable las zonas ajardinadas. De hecho, entroncan directamente con la filosofía del proyecto de intervención en el Campus Universitario de Cartuja y con las funciones sociales y culturales de la Universidad. Por otro lado, la actuación tendrá un efecto positivo también desde el punto de vista ambiental y paisajístico a distintos niveles.

 

La restauración tendrá, además, un fuerte  impacto a nivel cultural y social en la ciudad, ya que se trata de uno de sus elementos identitarios principales, ligado a los usos del agua y a las infraestructuras que tan importantes han sido para el abastecimiento, pero también en el imaginario y la identidad de Granada. Esto permitirá el desarrollo de actividades de carácter cultural por parte del Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Patrimonio en torno a la acequia y su restauración.

 

 

Repercusión en los medios: